Noticias

“Ahora lo valoro más”

“Ahora lo valoro más”

Eran las 14.11 hs. del 4 de diciembre de 2015 y faltaban 49 minutos para que el sistema informático cancelara automáticamente el procedimiento de petición de becas, las ya famosas “Carlos Antonio López”…

Alvaro González, de la promoción 2003, estaba allí, sentado delante de su computadora. No fue fácil llegar a ese momento. Además de los trámites burocráticos y papeleos infinitos –semanas y semanas de gestiones- “había que saber articular tu propuesta y darle una coherencia”, nos cuenta él mismo durante una entrevista con Campoalto Más, en diciembre pasado.

Cumplir todos los plazos fue realmente una proeza. Las cosas se fueron complicando y se retrasaban día tras día. Había tiempo de enviar la petición hasta las 15.00. Y lo logró a las 14.11 hs, como si estuviese filmando una escena de Misión Imposible: un “enter” agónico dado con el último suspiro al último OK de los cuadros de diálogo.

Y ahora está Pamplona. Feliz. Llegó a principios de enero y está cursando un máster en “Gobierno y cultura de las organizaciones”.

Alvaro nos dice que su paso por el colegio “jugó un papel muy importante” en su vida, pero que, con este logro, “ahora lo valoro más”.

También nos hace la lista de algunos de los múltiples trabajos a los que tuvo que dedicarse hasta hoy para ganarse el pan de cada día: una fábrica de jabones, un correo privado familiar, una casa de piscinas, una farmacia tradicional, una empresa de acrílicos donde estuvo al frente de 88 personas, y una empresa de electrodomésticos en que salió mejor vendedor en el tercer mes.

Concluye la enumeración subrayando que la clave es “tomarlo como un deporte, como algo divertido Y eso lo aprendí en el colegio”.

Le preguntamos sobre sus metas y nos dice: “Quiero contribuir a la cultura paraguaya. Busco tener una idea más elaborada de nuestra sociedad para poder mejorarla”, e “influir para instalar una nueva cultura empresarial de visiones compartidas, nuevas costumbres y nuevas tradiciones”.

Al terminar, nos cuenta que hace unos días, ordenando su habitación –habilidad que sería difícil certificar que la haya aprendido realmente en el colegio!- encontró un manual de práctica de laboratorio hecho por Pablo Pratmarsó, y aquello le emocionó el corazón. Nos dijo que Pablo “marcó” su vida y que fue él quien quiso “hacer el colegio como una familia”.

 

Entrevistadores

Fabrizio Hencholeck

Alvaro González Avila

2do. de la Media

 

Copyright: Campoalto Más

 

Qué pasa en la foto:
Alvaro González Avila (izq) y Fabricio Hencholeck entrevistan a Alvaro González (promoción 2003), para Campoalto Más.

Deja un comentario